Derecho Bancario

Cada vez es más frecuente que las entidades bancarias oferten productos financieros cuya comprensión resulta cada vez más complicada para los consumidores. Debido a la actual situación económica que atraviesan los consumidores y las graves perjuicios económicos que se están derivando de las entidades bancarias, deben ser atendidos con la máxima dedicación y estudio por un equipo de profesionales altamente cualificados.

Tras las últimas novedades jurisprudenciales, los consumidores de productos bancarios pueden ejercitar sus derechos frente a las entidades bancarias.

En cuanto a los gastos de la hipoteca, ha sido una de las cuestiones más litigiosas de los últimos tiempos. Tras la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo, se pueden reclamar los gastos hipotecarios que hayas abonado al formalizar la hipoteca. Además las acciones de nulidad son imprescriptibles, es decir, no existe un plazo para reclamar los gastos hipotecarios.

La cláusula suelo determina el interés mínimo a pagar en las cuotas de la hipoteca, aunque los intereses acordados con el banco estén por debajo del mismo. Así, en mayo de 2013, el Tribunal Supremo declaró nulas por abusivas las cláusulas suelo incorporadas en las Escrituras por falta de transparencia. Posteriormente, se estableció que los consumidores afectados podían recuperar todo lo pagado de más desde que se les empezó a aplicar la cláusula suelo.

La hipoteca IRPH son aquellos intereses del préstamo que se calculan partiendo de la referencia del índice IRPH, en vez de utilizar el interés del EURIBOR.

Durante algún tiempo, el IRPH se mantuvo en un nivel superior al EURIBOR. Por este motivo, los consumidores afectados de las hipotecas IRPH han pagado unos intereses más elevados. En la Sentencia de 3 de marzo de 2020 el TJUE determinó que las entidades de crédito sometían a los consumidores a un control de abusividad a las cláusulas de los préstamos hipotecarios con índice IRPH.

Nuestro equipo de profesionales efectúa un asesoramiento preventivo así como la reclamación extrajudicial o judicial a las entidades bancarias de forma individualizada.